La Champions League nunca miente


La Champions League es como el algodón, no engaña. Tiene la virtud de sacar todas las carencias o virtudes de los equipos europeos, que se enfrentan entre si con los mejores jugadores que tienen. 

Estas son las verdades que nos dejan los primeros partidos de los octavos de final de esta Champions:

1. No Messi, no party. El proyecto de Luis Enrique se basa en la MSN, y la MSN se basa en Messi. Si Messi no tiene el día, el Barcelona no tiene plan, y si el Barcelona no tiene plan, le pueden caer los goles que sean. El mejor del partido para los azulgranas fue Ter Stegen, que a pesar de encajar 4 goles en los que nada podía hacer, puso dos manos magistrales para evitar que la sangría fuese a más. A todo ello, Emery le dio una lección táctica a Luis Enrique de como ganar un partido de fútbol desde la banda. El PSG tenía un plan que iba más allá del simple hecho de pasar la pelota al mejor jugador del mundo.

2. El Benfica siempre pelea. Los portugueses consiguieron un resultado muy valioso en su encuentro contra el Borussia Dortmund. Y es que a pesar de tener una plantilla inferior, el equipo portugués siempre compite bien en la Champions League. La vuelta será un infierno amarillo y los 90 minutos en campo alemán pueden hacerse eternos, pero ojo porque los portugueses siempre pelean, siempre.

3. ¡Mamma mia! Da igual que te adelantes en el Bernabéu en el minuto 8 y que Keylor Navas vuelva a salir retratado en la foto, provocando un run run general por todo el estadio. Da igual, y es que te hace falta mucho más para tumbar a un conjunto como el de Zidane. La famosa pegada blanca volvió a aparecer cuando más se necesitaba, remontando un gol en contra que podía hacer presagiar lo peor. En el Bernabéu saben que los goles siempre llegan, ya sean en el minuto 30 o en el 93, pero siempre llegan. El Madrid es sinónimo de gol, hizo 3, pero podían haber sido 5. 

4. La pesadilla inglesa. Un año más el Bayern volvió a pasa por encima del conjunto de Arsene Wenger. Parece increíble que los gunners no aprendan de las goleadas del pasado. Así la Champions,seguirá siendo una utopía durante muchos años.

Y la semana que viene:

Manchester City - Monaco
B. Leverkusen - Atlético
Oporto - Juventus
Sevilla - Leicester


El Barça - Atlético en 5 tweets

La semifinal de Copa del Rey que disputaron el Atlético de Madrid y el Barcelona tuvo de todo: goles anulados, expulsiones, penaltis... 


Y después de tanta polémica, en Sin Balón hemos estado navegando por twitter, la red social perfecta para definir estas locas semifinales en 5 frases de menos de 140 caracteres. 






Con el fútbol hemos topado


El Celta eliminó al Real Madrid de la Copa del Rey haciendo alarde de un fútbol dinámico, explosivo y rápido. Y eso, en el fútbol actual, no es poca cosa. Con las diferencias existentes entre los distintos clubes de la Liga, donde dos monstruos tienen más poder económico que todo el resto de clubes juntos, que un equipo como el Celta sea capaz de eliminar al transatlántico blanco tiene mucho, pero que mucho mérito.

La riqueza del Celta reside en el trato que los hombres de Berizzo dan a la pelota. El 2-1 de ayer es un ejemplo claro de lo que es este equipo: combinaciones rápidas, dos o tres toques máximos y movimientos constantes en la zona de tres cuartos. Cada vez que atacaron, los celestes consiguieron descolocar a la defensa blanca, que iba como loca intentando cerrar espacios y persiguiendo las sombras de los jugadores celestes. Y eso que el Real Madrid jugó un partido normal dentro de su tónica habitual de la temporada. Ya lo dijo Zidane en rueda de prensa, no había nada que pudiese reprochar a sus jugadores. El equipo salió intenso, se hizo rápidamente con el control de la pelota, pero le faltó capacidad ofensiva para materializar sus ocasiones en la primera parte. Cristiano, por muchos The Best y Balones de Oro que reciba, ya no es el de hace unos años atrás, y encima Benzema tampoco esta para muchas fiestas. Aunque aún así, el Madrid es mucho Madrid.

Como no podía ser de otra forma, el conjunto blanco tuvo la oportunidad de igualar la eliminatoria con la ya clásica ocasión de Sergio Ramos. Y es que da igual cuantos lo cubran y que todos sepan que el balón le irá a él, porque siempre acaba poniendo la cabeza antes que el defensa. Sin embargo, esta vez el balón se fue fuera de manera inexplicable. Tampoco hubo hazaña en el último suspiro aunque Lucas Vázquez dio esperanzas a más de un aficionado.

yer el fútbol quiso premiar el esfuerzo de un Celta valiente, que propone un fútbol alegre y vistoso. Y eso para un Madrid que basa sus victorias en la practicidad y la eficacia fue demasiado. Con el fútbol se toparon los hombres de Zidane.  


Deulofeu al AC Milan (¡porca miseria!)

A principios de esta semana, la prensa informaba de que el Everton cedía a Gerard Deulofeu al AC Milan. La noticia me sorprendió: ¡uno de los grandes de Italia (18 títulos de liga), y un histórico de la Champions League (7 Ligas de Campeones), tiene que nutrirse con los descartes de la clase media de la Premier! No es que el canterano del FC Barcelona sea un mal jugador. Al contrario, me parece una promesa. Sólo espero que tenga la cabeza suficientemente bien amueblada para convertirse en el gran jugador que apunta. 

¿Pero el equipo que maravilló al mundo con su trio de holandeses (Van Basten, Gullit y Rijkaard) pone sus esperanzas en un jugador que no sirve para el Everton? ¿El equipo que sedujo a Europa bajo las ordenes de Arrigo Sacchi primero (5-0 al Madrid en la semifinal de la Champions 1988/89) y de Capello después (4-0 al Barça en la final de la Champions 1993/94) no puede contratar un jugador de primer orden mundial? 

Sí, ya sé lo que estarán pensando: es la economía, estúpido. De acuerdo; es cierto. El futbol se ha convertido en un negocio global, donde el dinero es lo primero, como recordaba Pablo Sitges en una entrada reciente ("El fútbol y su burbuja"). Pero ¿qué quieren que les diga? Sólo se me ocurre: ¡porca miseria!    



50 cosas sobre Neymar


El canal de Youtube de Campeones nos trae en este fantástico vídeo 50 curiosidades sobre Neymar que no conocíamos.


Aquí te dejamos algunas de ellas:
  • Su padre fue futbolista.
  • Es el único jugador en activo que ha ganado la medalla de Plata y la de Oro en unos JJOO. 
  • Comenzó jugando al tenis y al fútbol sala.
  • Es de los pocos jugadores que ha ganado la Libertadores y la Champions League.
  • Lo expulsaron contra Colo Colo por ponerse una careta suya celebrando un gol.
 
Y descubre más...

             

Cristiano Ronaldo: ¿ejemplo de superación?

“Pienso que por ser rico, guapo y un gran jugador, las personas tienen envidia de mí…” Así se definía Cristiano Ronaldo a preguntas de la prensa. Los aficionados del Barça, entre los que me incluyo, acostumbramos a verle de otro modo. Algunos de los adjetivos que más nos encajan con el personaje son egocéntrico, narcisista, fanfarrón, prepotente o maleducado. ¿Tirria a un jugador rival? Puede. Pero sus actuaciones dentro de las canchas de juego, y fuera de ellas, han dado motivos para que muchos aficionados al balompié le tengamos muy poco aprecio. Es un inmenso jugador. Uno de los mejores de la historia, como acreditan los numerosos premios, galardones y triunfos que atesora, amén de todas las competiciones que sus equipos han ganado. Pero su imagen pública deja mucho que desear, a mi modesto entender.

Ahora bien, cuando uno conoce las vicisitudes de la persona, la opinión cambia; o, mejor dicho, se matiza. Es lo que me ha pasado tras oír la entrevista a Guillem Balagué que le hizo Toni Clapés en el programa Versió Rac1 el 4 de enero de 2017 (puede escucharse en catalán en la página web http://www.rac1.cat/a-la-carta/versio). Guillem Balagué es un conocido periodista deportivo que ha escrito varios libros relacionados con el fútbol, entre los que destacan las biografías de Messi y Guardiola. También ha publicado uno sobre Cristiano Ronaldo que ha merecido la calificación de Football Book of the Year at the Cross Sports Book Awards 2016 (en inglés, aquí). La entrevista me descubrió un Cristiano Ronaldo que yo desconocía: sus problemas de infancia (padre alcohólico, hermano con adicción a las drogas, madre trabajadora que no tiene tiempo de cuidarse de él, detección de una arritmia a los 13 años), el acoso (bullying) de sus compañeros del Manchester United, que no le perdonaban su chulería, la búsqueda de afecto, su obsesión por el esfuerzo, la necesidad de mejorar, el deseo de triunfar y convertirse en el mejor jugador del mundo, su lado más familiar y solidario, la relación con compañeros y rivales, etc. 

Ganador del FIFA best player award 2016 y de cuatro balones de oro. La pasada temporada sus equipos ganaron la Champions y la Eurocopa. Un jugador hecho a sí mismo, que cada día lucha por superarse a sí mismo. Admirable. Lástima que su actitud a veces deje tanto que desear (el último ejemplo aquí).


El fútbol y su burbuja

Lejos quedan los tiempos en los que un futbolista pasaba toda la vida en un club por una motivación sentimental. Y es que hace mucho que el fútbol dejó de ser un juego de sentimientos. Seré un romántico, pero el fútbol en esa época guardaba más su esencia y su motivo de ser. El fútbol que me enseño mi abuelo no entendía de contratos millonarios, sólo entendía de pasión, juego y deporte.

Hoy en día tenemos a grandes estrellas como el mismo Leo Messi, que pueden estar toda la vida defendiendo la misma camiseta, pero a cambio de renovaciones continuas e inmorales salarios. El sistema capitalista del que todos participamos, con sus cosas buenas y cosas malas,  ha encontrado en el fútbol un ecosistema donde desarrollarse de forma completa e implacable. El Dios del dinero ha conquistado este deporte, lo ha transformado en un inmenso negocio, que no cesa de incrementar con el paso de los años. Cada temporada suben los salarios, los precios de las entradas, de los fichajes, de los contratos televisivos… El fútbol se ha convertido en una burbuja que no para de crecer y que ha llegado a un punto de descontrol que puede acabar convirtiéndolo en víctima de su propio éxito. Corre el riesgo de acabar siendo algo frívolo, alejado de la sociedad, una cosa de ricos por y para los ricos. Quizás ya lo sea, aunque muchos todavía no se hayan dado cuenta.

Una de las consecuencias de esta burbuja incontrolable es el fútbol chino. Hasta hace pocos años el fútbol era un deporte desconocido en el país de la gran muralla. Sin embargo, a base de talonarios y millones, los clubes chinos se están esforzando en convertirlo en el primer deporte del país. Recientemente conocíamos la noticia de que Tévez, jugador argentino que estaba jugando en Boca Juniors con la idea de retirarse, firmaba por el Shanghai Shenhua a cambio de un salario de 80 millones de euros por dos años de contrato. El fútbol chino acababa de convertir a un jugador que estaba a punto de colgar las botas en el mejor pagado del planeta. En la misma línea, también ha empezado a fichar a grandes estrellas del fútbol europeo para que jueguen en su país, a cambio de contratos irracionales, de cifras inimaginables, que sólo contribuyen a incrementar la visión y el establecimiento del fútbol como negocio, y no como deporte.

Ahora, es el momento de que los organismos oficiales que controlan este deporte tomen cartas en el asunto, y empiecen a desarrollar una regulación sobre estas situaciones, para volver a retomar el control sobre un deporte descontrolado por un sistema en el que el dinero es su única regla. Aunque mal me temo, que son los mismos organismos que tienen el poder de cambiar esta situación (FIFA, UEFA y federaciones estatales) los más interesados en mantenerla. Y si esto sigue así, ya aviso aquí que todas las burbujas acaban de la misma manera. Petan. 

Liderando Europa

Llegados a la mitad de la temporada 2016-2017, repasemos quiénes son los equipos que lideran las 5 grandes ligas europeas. 

En España el Real Madrid comanda La Liga con paso firme. Con 3 puntos de distancia sobre el Barcelona, pero con un partido menos, los blancos no han perdido aún esta temporada. 15 partidos, 11 victorias y 4 empates. 

Luka Modric es el cerebro del conjunto blanco

La Premier League es liderada por el Chelsea del italiano Conte. Después de un inicio dubitativo, y con el City de Guardiola al frente de la tabla, los de Londres consiguieron quitarle el liderato. Ahora, con 7 puntos de ventaja sobre los citizens, son el gran candidato a llevarse el título. 

El exazulgrana Pedro cada vez se siente más importante

El Bayern de Múnich esta en lo más alto de la tabla en Alemania, aunque sólo le quita 3 puntos a la revelación del año, el Leipzig. El equipo patrocinado por la bebida energética más famosa del mundo ha conseguido un fugaz crecimiento en el fútbol alemán, hasta el punto de llegar a luchar por la Bundesliga. Mientras, el Dortmund es sexto y ya no tiene opciones de luchar por el título. 

Ancelotti, en su primer año en el Bayern, se ha encontrado con un rival desconocido, el Lepizig

Como no es de extrañar la Juventus es quién marca el ritmo en Italia. Con la Roma a 4 puntos y el Nápoles a 7, los de Turín lo tienen todo a favor para llevarse el título un año más. Sin embargo, deberemos de estar atentos estos días, pues parece que las desavenencias entre Allegri y los directivos italianos podrían hacer que la Juventus cambiase de entrenador. 

Dybala es una de las grandes estrellas del equipo italiano

La Ligue 1 es este año una de las ligas más emocionantes del viejo continente. El sorprendente Niza de Balotelli comanda la tabla con dos puntos de ventaja sobre el Mónaco y cinco sobre el PSG. Parece que el loco de Mario ha encontrado en Niza la estabilidad que necesitaba y en la ciudad francesa ya es todo un ídolo. 

Balotelli ha conseguido poner al Niza líder de la Ligue 1